Nuevo video de Korn

¿Existe el Viejito Pascuero?: A sacar la calculadora

Posted by Ricardo Muñoz Espinoza | Posted in , , , , , , , | Posted on 6:52


Hola amigos de este antro de lo freak, las locuras y una que otra cosa rara por ahí. Tras un mes en que no nos leíamos ahora estamos de vuelta y con tutti.

Pues bien estamos celebrando la Navidad ( me quebré el cerebro para esta deducción) y buscando en la “Res” encontré un documento interesante que promete risas.

Se trata de la prueba científica de la NO existencia del Viejito Pascuero, con puros datos cuáticos.

Pero antes de leer, una pequeña advertencia para los más chicocos:

ADVERTENCIA: Si eres menor de 10 años, abstente de leer, en serio. La idea es que se mantenga viva la ilusión del Viejo Pascuero.Esta nota, sólo tiene como objetivo entretener.

Ahora sí, LJ: “Los Juimos”!!!!

1. Ninguna especie conocida de reno puede volar. No obstante, existen 300.000 especies de organismos vivos pendientes de clasificación y si bien la mayoría de ellas son insectos y gérmenes, no es posible descartar completamente la posible existencia entre ellas del reno volador que sólo Santa Claus conoce.


(A lo mejor queda una especie de reno asiático volador por catalogar)

2. Hay unos 2.000 millones de niños (considerando únicamente a las personas con menos de 18 años) en el mundo. Pero dado que Santa Claus no se cupada de los niños musulmanes, hindúes, judíos y budistas, la cifra se reduce a un 15% del total (unos 378 millones, según las estadísticas mundiales de población). De acuerdo a estas cifras, se puede calcular una media de 3,5 niños por hogar, por lo que estamos hablando de unos 91,8 millones de hogares (suponiendo que en cada uno de ellos, haya al menos un niño que se haya portado
bien).


3. Santa Claus dispone de 31 horas en Nochebuena para realizar su trabajo. Gracias a los diferentes husos horarios y a la rotación de la Tierra (se supone que viaja de este a oeste, lo cual parece lógico), esto supone 822,6 visitas por segundo. En otras palabras, en cada hogar cristiano con niño bueno, Santa Claus tiene 1 milésima de segundo para aparcar, salir del trineo, bajar por la chimenea, llenar las botas, repartir los demás regalos bajo el árbol, comerse lo que le hayan dejado, trepar otra vez por la chimenea, subir al trineo y marchar hacia la siguiente casa.

(Eso explica por qué los niños no lo pueden ver)

4. Suponiendo que cada una de estas 91,8 millones de paradas esté distribuida uniformemente sobre la superficie de la Tierra (lo cual es falso, pero puede valer como aproximación para los cálculos), hay 1,2 km entre casa
y casa. Esto da un recorrido total de 110 millones de km, sin contar las paradas al baño. Se deduce de ello que el trineo de Santa Claus se mueve a unos 1.000 km/s, 3.000 veces la velocidad del sonido.
Como comparación, el vehículo fabricado por el hombre que mayor velocidad alcanza, "la sonda espacial Ulises", se mueve a unos míseros 43 km/s. Un reno convencional puede correr a una velocidad punta de
unos 24 km/h.


5. La carga del trineo añade otro elemento interesante. Asumiendo que cada niño solo pidió un juguete de tamaño mediano como un paquete científico (1 kg), el trineo estaría cargando con más de 500,000 toneladas sin contar a Santa. En tierra un reno normal, no puede acarrear más de 150 kgs. Aun asumiendo que el reno "volador" pudiera tirar diez veces el peso normal, el trabajo no podría ser hecho por 8 o 9 renos. Santa necesitaría 360,000 de ellos, lo que incrementa la carga, sin contar el peso del trineo, otras 54,000 toneladas, algo así como 7 veces el peso del Crucero del Amor.



6. 500 mil toneladas viajando a 1.000 km/s crean una resistencia aerodinámica enorme, que provocará un calentamiento de los renos similar al que sufre una nave espacial al ingresar la atmósfera terrestre. Los 2 renos de hasta el frente, absorberían 14.3 quintillones de joules de energía por segundo cada uno. Por lo que se calcinarían casi instantáneamente, exponiendo a los renos siguientes. También se originarán unas ondas sonoras ensordecedoras en este proceso. El tiro de renos al completo se vaporizará en 4,26 milésimas de segundo. Santa Claus, mientras tanto, sufrirá unas fuerzas centrífugas 17.500,06 veces superiores a las de la gravedad.

7.Si Santa Claus pesará 120 kg (peso ideal por su contextura), sería aplastado contra la parte posterior del trineo con una fuerza de más de 2 millones de kg, rompiendo instantáneamente sus huesos y sus órganos, reduciéndolo a una masa amorfa, aguada y temblorosa.

CONCLUSIÓN

El Viejo Pascuero si es que alguna vez existió, ahora la ingeniería lo ha matado (O bien podría ser Chuck Norris, quien hacía todo el trabajo). Aunque todo eso da lo mismo, porque la magia está en creer (como dicen las tiendas comerciales) y por lo tanto, la ilusión de los niños es lo único que importa.

Lectores de este sitio, un abrazo a todos deseándoles Feliz Navidad y un pulento Año Nuevo 2011, que es último bueno que nos queda antes del 2012 y todo eso del Sol, los Mayas, bla, bla, bla….

Comments (1)

Jajajajajaj yo supe que no existía cuando descubrí a mis papás envolviendo los regalos, jamás pensé que el temita tenía base científica...
Buen relato colega
Cariños y bendiciones

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Páginas vistas en total